Uno de los pedidos más importantes realizados por las autoridades sanitarias de Las Vegas tras la masacre de la noche del domingo fue el de dadores de sangre. Sin embargo, no todos los que se acercaron a los centros de donación lograron ayudar. Uno de los que no pudo fue Lance Bass, ex integrante del grupo pop NSYNC, quien fue rechazado en un centro de la Cruz Roja.

El motivo: es homosexual. “¿Cómo sigue siendo ilegal para los gays donar sangre? Quiero donar y no me permiten”, se quejó el artista en las redes sociales. Según la ley yanqui, los homosexuales y bisexuales que quieran donar sangre deben abstenerse de mantener relaciones con personas del mismo sexo, al menos, durante un año.