Al menos nueve personas murieron y cerca de 80.000 personas tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas en la región noreste de Brasil como consecuencia de las lluvias registradas en los últimos días, que provocaron grandes inundaciones, según informaron hoy fuentes oficiales.

Los estados de Alagoas, Pernambuco y Río Grande do Norte son los más afectados por las lluvias, que provocaron que más de un centenar de municipios decretasen el estado de emergencia.

Alagoas es el estado más afectado por las lluvias, con seis personas fallecidas, 67.475 desalojados y 56 municipios en estado de emergencia, según el último balance divulgado por la Defensa Civil regional.

En Río Grande do Norte, las lluvias que empezaron este último fin de semana dejaron un Muerto, 1.255 personas desalojadas y un total de 4.834 personas afectadas. Seis municipios decretaron el estado de emergencia, entre ellos la capital regional, Natal, según divulgó la Defensa Civil.

Por último, el estado de Pernambuco también sufre con las fuertes lluvias, que dejaron dos muertos, un desaparecido, más de 10.000 personas desalojadas y un total de 38 ciudades en estado de emergencia, en su mayoría, en el interior del estado, según los datos de la Defensa Civil regional.

Pernambuco sufrió en junio fuertes lluvias, que dejaron más de 130 fallecidos y miles de afectados en la capital regional, Recife, y su región metropolitana.

Las lluvias coinciden con la llegada del invierno, que oficialmente empezó el 21 de junio, y que anualmente deja fuertes precipitaciones en el litoral del noreste de Brasil, aunque este año, factores como el fenómeno de "La Niña" o las Olas del Este provocaron lluvias más intensas.

Fuente Xinhua

Ver comentarios