Las intensas lluvias registradas este año en Afganistán han dejado 250 muertos, dijo hoy un vocero de la ONU.

Los trabajadores humanitarios en el país evalúan las necesidades y al mismo tiempo entregan ayuda a 100.000 personas afectadas, dijo Stephane Dujarric, vocero en jefe del secretario general de la ONU António Guterres.

"Hasta la fecha, 85.000 personas han recibido algún tipo de ayuda, incluyendo alimentos, tiendas de campaña, servicios de salud, agua, kits de saneamiento e higiene y otros suministros críticos", dijo Dujarric.

Para finales de junio, cerca de 23 millones de personas recibieron al menos un tipo de asistencia humanitaria en todo Afganistán, dijo.

En el vecino Pakistán, más de 1.100 personas han perdido la vida por causa de las inundaciones.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) dijo que las 250 personas muertas este año en Afganistán representan un aumento de 75 por ciento en relación con las inundaciones del año pasado que dejaron 147 muertos. Este año, 30 de las 34 provincias fueron afectadas. Las provincias de Nangarhar, Kunar, Khost, Logar y Kandahar estuvieron entre las más duramente golpeadas.

OCHA dijo que el Plan de Respuesta Humanitaria 2022 para Afganistán busca llegar a 22,1 millones de personas este año para suministrar asistencia crucial, y que el plan de 4.440 millones de dólares tiene un financiamiento de 42 por ciento.

Fuente Xinhua

Ver comentarios