La variante Ómicron del Covid-19 continúa propagándose y desde su aparición, el aumento de casos positivos no han cesado en distintos países. De hecho, la Argentina se encuentra en su tercer ola y registra récords de contagios diarios a causa de esta cepa y la Delta. En ese sentido, unos expertos dieron a conocer una guía para poder estar a resguardo de esta variante catalogada "de preocupación", por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ómicron se encuentra presente en más de 100 países del mundo. Incluso la OMS advirtió que en dos meses la mitad de la población europea "estará contagiada", con esta cepa, a menos que se modifiquen y actualicen los calendarios de las vacunas contra el Sars-Cov-2.

Los síntomas de la variante, detectada en noviembre pasado en Sudáfrica, parecieran ser más leves y durar menos tiempo que sus predecesoras. De igual modo, ha provocado una gran cantidad de contagios, lo que puso en alerta a las autoridades, las cuales pretenden avanzar en la campaña de vacunación contra el Covid.

6 medidas para evitar contraer el virus

En este caso, Unicef elaboró un informe sobre todo lo que se conoce hasta el momento de la cepa Ómicron y también dejó una serie de pasos importantes que se pueden adoptar para reducir la exposición al virus. Las recomendaciones son las siguientes:

  • Llevar un barbijo que cubra la nariz y la boca. Antes de ponerlo y sacarlo, asegurarse de tener las manos limpias.
  • Mantener una distancia física mínima de un metro con otras personas.
  • Evitar los espacios hacinados o poco ventilados.
  • En los espacios cerrados, abrir las ventanas para mejorar la ventilación.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Vacunarse. Las vacunas contra el COVID-19 aprobadas por la OMS son seguras y efectivas.

Desde la organización, expresaron que los médicos recomiendan replantearse qué barbijo se debe usar en público. Un estudio publicado por la facultad de medicina de la Universidad de Utah, destaca que una mascarilla de tela es mejor que no usar ninguna, pero no es tan buena como una mascarilla quirúrgica de tres capas, una KN95 o un respirador N95 para protegerse contra cualquier variante.

En el caso de sólo contar con un tapabocas de tela, se recomienda no duplicarlo, si este ya tiene dos o tres capas. Si es una mascarilla de tela de una sola capa, en esa situación si es razonable duplicarla. También se aconseja lavarlas a diario con agua caliente y jabón y colgarlas para que se sequen bien.

Por su parte, la protección ocular también es una cuestiones que genera varias dudas en los expertos. Sobre todo porque  Ómicron se propaga por el aire y puede perdurar, especialmente en zonas con poca ventilación. Es por eso que las personas que trabajan en el sector sanitario están obligadas a llevar protección ocular para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19. Esto se debe a que están expuestos a pacientes con el virus y se encuentran en zonas con mayores cantidades del virus en el aire.

En este contexto, la protección de los ojos para el público en general no está especialmente recomendada, pero no está de más. También una importante recomendación es no tocarse los ojos a menos que se haya lavado o desinfectado las manos primero, según señala el artículo.

"Es bueno asumir que cuando vaya a lugares públicos se encontrará con Ómicron. La conclusión es que todo el mundo debería llevar una mascarilla de calidad, lavarse mucho las manos y evitar los lugares públicos concurridos. Y, por supuesto, vacunarse, dormir bien, comer alimentos saludables y hacer ejercicio", sentenció el artículo de la universidad.