Una influencer que en las redes sociales se hace llamar The Art Teacher, donde se presenta como “anti-bullying” fue discriminada por un grupo de padres que pide despedirla por su forma de vestir. La mujer cuenta con más de 700.000 seguidores y trabaja en un establecimiento educativo de Nueva Jersey. 

La principal queja es hacia su manera de vestir que, según lo que dicen, podría distraer a los niños y le resta presencia para la enseñanza. Sin embargo, instagramer ha reiterado su compromiso con la profesión.

Cabe destacar que en su Instrgram The Art Teacher también presume su trabajo diario en la escuela, posa junto a los alumnos y mientras supervisa las actividades. En ese espacio, también ha dejado clara su vocación: “Artista, maestra de arte, influencer, etc. Yo he trabajado por años para convertirme en la mujer que soy hoy. Fuerte, exitosa, amorosa, motivada, etc. Desafortunadamente, al ser una influencer es fácil para la mayoría de la gente descartar la inmensa cantidad de trabajo que toma llegar a donde estoy hoy, escribió.

Luego de los ataques que ha recibido y han puesto en riesgo su puesto, añadió: Alguna gente cree que estamos hechos de piedra y que no tenemos sentimientos. Algunos olvidan el hecho de que su falta de empatía puede llevarnos a perder el ingreso que usamos para sostener a nuestras familias o nuestro control emocional”. La influencer y profesora destaca que el arte se ha convertido en un escudo contra la negatividad.

La inflluencer también muestra en las redes sociales su trabajo como docente.

No obstante, hay algunos usuarios que la respaldan y hacen comentarios positivos sobre su postura ante las críticas: “A esa edad los niños se fijan en cosas de niños, ¿por qué dicen esas cosas las mamás que están fuera de forma?, ¿o será que distraen a los papás?”, apuntó una, otras personas e incluso colegas consideran que no es adecuado: “Como exmaestra, esto es triste y simplemente no está bien vestirse con ropa ceñida en la escuela o en cualquier lugar de trabajo, de hecho, los niños están expuestos a ti, especialmente si están en la primaria o superior, simplemente wow, ¿cómo no respetas tu trabajo y a los niños?”.

The Art Teacher también ha visibilizado las dificultades que enfrentan los profesores, como la necesidad de dejar los problemas atrás cuando cruzan la puerta del aula: “Las maestras tienen que ser capaces de manejar los golpes diarios, interminable cantidad de cambios de humor, deben trabajar bien bajo presión, ser capaces de realizar múltiples tareas, hacer malabares, entretener, ser psiquiatra, comediante, consejera, lectora de mentes, patrullera de seguridad, y una infinidad de cosas”.

Este no es el primer caso de una maestra que es señalada por los padres debido a su forma de vestir fuera de la escuela. El mes pasado, una madre de familia recolectó firmas para solicitar el despido de una profesora en el Estado de México, luego de descubrir su cuenta personal de Instagram, en donde posa con ropa ajustada y bikini fuera del contexto laboral. Sin embargo, la maestra se defendió diciendo que sus redes sociales son privadas y, por la edad de sus alumnos, alrededor de cinco años, no están expuestos a ese contenido que, alegan, interfiere con su faceta profesional.

Ver comentarios