Dejarle a tu negocio amigo un poco de cambio en monedas, sobre todo cuando las tarjetas SUBE todavía no existían, es un gesto de amabilidad que todavía se aprecia a pesar del avance de las billeteras electrónicas como MODO Mercado Pago. Sin embargo, el exceso en cualquier situación va a resultar molesto, y un comensal cruzó esa fina línea cuando fue a ordenar su desayuno.

En una publicación viral compartida desde Twitter, un ciudadano del Reino Unido relató que uno de sus conocidos había pagado por un sandwich de desayuno en peniques de diez. Considerando que una de estas monedas de cobre vale la centésima parte de una libra esterlina, podemos imaginar el pequeño montón de monedas que el hombre debe de haber reunido, y el tiempo que debe haber ocupado al frente de la fila, para comprarse su desayuno.

Debe haber sido una considerable cantidad de tiempo, a juzgar por la lección que el cocinero a cargo del pedido decidió impartir sobre el comensal. "Así es como estaba su sándwich cuando lo abrió", señala la publicación, acompañada por una imagen en el que se ve que el bocadillo fue cortado en 16 pedazos iguales, supuestamente por los trabajadores del local.

La justicia poética impartida por el restaurante causó reacciones divididas entre los tuiteros ingleses. Algunos de los usuarios celebraron la respuesta del cocinero, explicando con ironía la profesionalidad que demostró: "Está perfecto, lo cortaron en bocaditos, restaurante de primera clase, pinchar y comer, que más querés!", "Estrella Michelin en sandwiches, la presición del corte es exquisita" y "Aw se están asegurando de que no se atragante", fueron algunos de los comentarios a favor del local.

Por otro lado, algunos comentarios demostraron preocupación por el cliente, preguntándose si no pagó en monedas por estar corto de dinero y calificando como cruel y hasta clasista la reacción del restaurante: "Odio ser esa persona, pero ¿no es triste que alguien tenga que pagar su almuerzo con monedas de diez peniques? Me siento mal por él" y "Debería pensar que el comprador quizás solo tenía ese dinero para comer algo. Falta de empatía de los empleados", fueron otras de las posiciones frente al tuit viral.

El debate propulsó aún más la popularidad del tuit, que ya reunió más de 17 mil 'me gusta's, mil retweets y cientos de comentarios aportando su punto de vista a la inusual escena. La discusión llegó a llamar la atención de los periódicos locales, apareciendo en las páginas del Daily Star y el portal de The Mirror.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos