Una familia palestina de Gaza “ejecutó” el viernes a uno de sus miembros, acusado de haber suministrado a Israel informaciones que facilitaron al Estado hebreo matar a tres comandantes de Hamas en 2014, según allegados y el movimiento palestino. 

El palestino muerto, Ahmad Said Barhoum, estaba detenido desde hace varios meses por Hamas, en el poder en Gaza, antes de ser entregado el viernes a la familia Barhoum, que cuenta muchos miembros en el movimiento islamista.

Es la primera vez desde 2007 y la toma del poder en el enclave palestino de Gaza por Hamas, que una persona acusada de colaboración con Israel es “ejecutada” por su propia familia.  Según testigos, Ahmad Saïd Barhoum murió a balazos en un baldío de Rafah, en el sur del territorio, en presencia de miembros de las familias de los tres responsables del brazo armado de Hamas muertos en 2014, en los últimos días de la guerra entre Israel y el movimiento palestino. 

Uno de los tres jefes muertos en un ataque de la aviación israelí era Mohammed Barhoum, primo del palestino ejecutado. 

"Aplicamos el castigo contra nuestro hijo Ahmad Saïd Barhoum luego de que no tuvimos ninguna duda de su implicación en el asesinato” de los tres comandantes de las Brigadas Ezzedine al-Qassam, indicó la familia en un comunicado. 

Por su lado, Hamas se congratuló por la ejecución de ese “criminal”. 

Desde su toma de control de Gaza tras haber derrotado al movimiento rival Fatah del presidente Mahmud Abas, Hamas ha condenado a muerte a muchos palestinos acusados de espionaje en beneficio de Israel, causando condenas internacionales. 

Según el Centro palestino de derechos humanos, Hamas ha realizado más de 20 ejecuciones desde 2007 y ha condenado a más de 100 personas a la pena capital.