Unos 6 mil pasajeros de un crucero de la compañía Costa Cruceros, procedente de España, no pudieron desembarcar este jueves en el puerto italiano de Civitavecchia, tras conocerse que una turista originaria de Macao tiene síntomas compatibles con el coronavirus.

Los pasajeros de la nave Costa Smeralda, entre quienes hay 35 argentinos, realizaron bajadas en Palma de Mallorca, Barcelona y Marsella y están en este puerto próximo a Roma desde esta mañana a la espera de que realicen los análisis a la mujer. Hasta conocer los resultados, no pueden desembarcar, según informó la Agencia EFE.

El protocolo médico comenzó a partir de que la mujer originaria de Macao, región autónoma de la costa sur de China, manifestara fiebre y problemas respiratorios. Ella y su marido, por lo tanto, fueron aislados en el hospital del barco.

Un equipo del hospital Spallanzani de Roma arribó a la embarcación, realizó estudios a la mujer y luego regresó al centro de salud para analizarlos y emitir el resultado lo antes posible.

La pareja china, según medios italianos, embarcó en el puerto de Savona, Génova, después de llegar el pasado 25 de enero al aeropuerto de Malpensa en Milán.

Dentro del crucero, viven una situación de "total normalidad" y los turistas esperaban y charlaban entre ellos, dijo en diálogo telefónico Filippo Rossi, uno de los viajeros que está a bordo acompañado por su familia.

El virus, que comenzó en la ciudad china de Wuhan, causó por el momento 170 muertos en China y más de 7.000 contagios.

Fuente: Télam