El terror se acrecienta en Milán, epicentro del coronavirus en Europa, luego de confirmarse que ya son 11 los fallecidos y más de 320 los infectados en Italia a causa de la enfermedad que mantiene preocupado al mundo entero. En diálogo con Crónica, el argentino Ramiro Valerio (26), quien vive en esa localidad junto con su pareja, detalló que "la situación es muy delicada" porque el foco del virus está en la zona donde ambos residen.

"Hace años que estoy acá y nunca vi algo igual. Todo está paralizado. Desde el domingo por la mañana se suspendieron las actividades deportivas, escolares y recreativas, y las grandes cadenas de supermercado, como por ejemplo en la que trabajo, debieron tomar medidas de precaución necesarias para evitar los contagios", indicó Valerio, quien también se dedica a jugar al fútbol en el Real Milano y convive en Sesto San Giovanni, a las afueras de Milán, con Magalí Varela (23), su esposa, empleada en un negocio de ropa.

"Para ingresar a nuestro trabajo tenemos que repetir un protocolo de seguridad todos los días. Usar barbijo, guantes de látex y medir la fiebre al ingreso y a la salida del horario de trabajo, además de mantener una limpieza estricta", explicó el joven, que tiene como vecino muy cercano a un hombre de 78 años que en las últimas horas fue ingresado en el hospital San Raffaele de la capital lombarda con síntomas de coronavirus.

"Todos los días estamos en alerta. Por ejemplo, ahora se suspendieron los servicios de trenes y las autoridades emitieron un comunicado para pedirles a los ciudadanos que si tienen algún síntoma se mantengan en sus casas y no salgan, para evitar los contagios", afirmó.

"Nosotros lo tomamos con más tranquilidad, pero al mismo tiempo tratamos de salir lo menos posible y cuidarnos hasta que vayan pasando los días y veamos cómo evolucionan las cosas. Hay mucha intranquilidad en la gente y sobre todo miedo, porque los transportes públicos están vacíos. También los supermercados; las personas hicieron compras grandes por miedo a que cierre todo y en pocas horas vaciaron las góndolas", dijo.

"Yo mismo he sido testigo de cómo la gente vino en manada a comprar provisiones, con el temor de que, si llegaran a cerrar los supermercados, no se queden sin productos esenciales para la supervivencia, como la carne, las latas de atún, de choclo y de arvejas, la leche, los yogures y la comida en general", especificó.

En tanto, reconoció que las calles están vacías y que eso llama la atención por ser una zona turística tan importante: "No se ve mucha gente, y mucho menos personas mayores, quienes resisten en sus casas porque saben que el virus es más fuerte con ellos. Todos tenemos que estar preocupados", aclaró y agregó que para él y su mujer no es una prioridad repatriarse a Argentina, en caso de que la situación se agrave.

"Regresar a la Argentina no es algo que tenemos pensado. Porque acá estamos bien y sabemos que este panorama en cuestión de días se va a resolver, confiamos en que va a volver todo a la normalidad, si no, no se podría seguir. Sin embargo, estamos atentos a lo que sucede. Por ejemplo, teníamos planeado un viaje para esta semana, pero por precaución lo cancelamos. Así que vamos a resistir y, en caso de que esto pase a mayores, pese a todo lo que ha ocurrido, seguramente nos instalemos en España", explicó.

Por último, concluyó: "Donde vivimos el turismo bajó demasiado. Una de las principales atracciones de Milán, como lo es la catedral del Duomo, se encuentra cerrada al público. Creo que también el miedo ha hecho que muchísimas personas cancelaran sus vuelos y actividades en lugares muy concurridos".

Ver más productos

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Me gusta la guita y la necesito

Me gusta la guita y la necesito

Descubrí tu ADN Cósmico: una guía astrológica para saber nuestro destino

Descubrí tu ADN Cósmico: una guía astrológica para saber nuestro destino

Que las clases empiecen en casa

Que las clases empiecen en casa

Ver más productos