Hay una máxima que indica que las malas vienen siempre acompañadas de otras lamentables sucesos. Esto le ocurrió a Mark Bowen, un hombre británico que murió por coronavirus, luego de perder su casa en un voraz incendio.

El sujeto, oriundo de la ciudad de Flintshire, en Gales, se quedó sin vivienda luego de que las llamas devoraran su domicilio a finales diciembre.

Bowen debió mudarse durante algún tiempo, junto a su esposa Samantha y sus tres pequeños hijos, con parientes en Inglaterra. Tras ello, fueron a un alojamiento temporal en donde contrajeron Covid-19.

Al presentar síntomas graves, Mark fue trasladado al el Hospital Countess de Chester. Después de dos días en cuidados intensivos, su salud mejoró e inclusive fue dado de alta con un tubo de oxígeno que lo ayudaba a respirar.

Sin embargo, a los pocos días falleció al cuidado de su hija. “Su certificado de defunción leerá Covid-19, pero nos han dicho que un coágulo de sangre en su pierna viajó a sus pulmones”, comentó compungida la muchacha.

En el nosocomio al Bowen le encontraron algunas condiciones de salud en que no sabía que tenía, como insuficiencia cardíaca, fibrilación auricular, EPOC y apnea del sueño.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos