Tenía 24 años. 

Un británico que trabajaba como periodista económico en el Financial Times fue devorado por un cocodrilo cuando estaba de vacaciones con amigos en Sri Lanka

Paul McClean, de 24 años, fue a visitar el jueves una playa en la Bahía de Arugam y se separó de sus amigos para ir a hacer sus necesidades a un costado.

Cuando terminó fue a lavarse las manos a una laguna y fue atacado por un cocodrilo, según informó The Telegraph. 

Sus amigos lo vieron pidiendo ayuda a los gritos con los brazos en alto pero no puedieron ayudarlo ya que el reptil lo arrastró bajo el agua.

Su cuerpo fue hallado horas después. 

Las autoridades del lugar hallaron el cuerpo de McClean en la laguna Crocodile Rock.