Un perro hirió a una nena cuando abordaban un vuelo de Southwest Airlines, empresa que permite el ingreso de animales de apoyo emocional.

La compañía emprendía el trayecto de Phoenix a Portland, cuando un portavoz de la aerolínea dijo que un canino le mordió la frente a una menor cuando quiso acariciarlo, lo que le causó una lesión leve.

Southwest apoya que los animales entrenados ingresen al avión para dar apoyo emocional siempre y cuando sus cuidadores proporcionen certificados de salud, permisos y vacunas requeridos.

Los paramédicos examinaron a la nena y autorizaron a continuar el vuelo. Producto del incidente, el avión despegó 20 minutos después de lo previsto.

Todd Rice, pasajero, publicó en sus redes sociales sobre el incidente y aclaró que la menor solo intentó acariciar al perro.

"El vuelo @SouthwestAir 1904 permite un perro de apoyo en el avión, muerde a una niña y ahora los paramédicos están en el avión. ¿Por qué hay perros en el avión? Nunca más volaré con SWA", comentó. Sin embargo, luego eliminó el tuit.

Desde la compañía, que también eliminó la respuesta, contestaron: "Apreciamos su preocupación y compartimos esa información, Todd. Le aseguramos que la seguridad es nuestra máxima prioridad y estamos abordando la situación".

En un comunicado, el vicepresidente de Delta, John Laughter informó: "El aumento en los incidentes graves que involucran animales en vuelo nos lleva a creer que la falta de regulación en el cribado sanitario y entrenamiento para estos animales está creando condiciones inseguras en los viajes aéreos estadounidenses".