Una particular situación se vivió en Colombia, donde "Vicente", un perro mestizo y callejero se aprestaba a recibir a sus dueños vestido de esmoquin para comenzar una "vida nueva", pero los adoptantes nunca aparecieron.

El pequeño Vicente estaba vestido y arreglado, listo para ir a su nuevo hogar, pero lamentablemente, los dueños nunca dieron la cara. Lo cierto, es que la organización benéfica de animales colombiana Fundación Rescátame dice que los supuestos adoptantes cancelaron la adopción en el último minuto.

Al compartir la linda foto que fue publicada en la red social Instagram, la organización benéfica escribió: "Vicente se quedó todo vestido y emocionado, listo para ser adoptado. Su supuesto adoptante nunca vino a recogerlo. Justo cuando estaba listo para un hogar, todo bañado, cancelaron la adopción".

“Y luego nos preguntan por qué somos tan estrictos con el proceso de adopción, ¡por eso! Porque no queremos dudar de que nuestros peludos amigos estarán en excelentes manos de por vida. “Si quieres adoptar, ten en cuenta que el compromiso es para siempre, los animales no son cosas que puedas tener cuando te apetezca tener un perro", contó en sus redes sociales la asociación animalista colombiana.

Vicente: campaña de adopción

Tal fue la abrumadora cantidad de mensajes que recibieron en las redes del refugio de animales, que decidieron contar cómo siguió la novela del cachorro y por suerte, hubo final feliz. "Gracias a todas las personas interesadas, Vicente ya fue adoptado. Aún tenemos más de 40 peludos en la fundación esperando un hogar".

"Nos tiene felizmente sorprendidas que Vicente haya llegado tan lejos, nos han escrito de Italia, Alemania, Francia, Argentina, Perú, y muchísimos más países de Latinoamérica a contarnos que vieron a Vicente y a la fundación y quieren ser parte de esta historia. ¡Gracias!", dijo el comunicado del organismo.

Vicente ya tiene familia nueva (Instagram).

Toda la tristeza acumulada se revirtió cuando un niño se convirtió en el nuevo dueño de Vicente. "Queremos contarles que Vicente ya fue adoptado por una hermosa familia que lo amará toda la vida. Gracias a todas las personas interesadas", relataron desde el refugio y así el gracioso perrito de dos meses podrá tener el hogar cariñoso que se merece.