Muchos padres creen que pasar varias horas frente a una pantalla, para jugar videojuegos, puede afectar de alguna manera u otro el comportamiento de sus hijos. Sin embargo, la globalización y el contacto fraterno entre jóvenes salvó a un muchacho en Inglaterra.

El adolescente de la ciudad inglesa de Widnes, en el Reino Unido, fue salvado después de sufrir una convulsión gracias a una amiga que se encontraba a más de 8.000 kilómetros de distancia en Texas, Estados Unidos, con quien jugaba una partida en línea.

Aidan jugando en la computadora de su casa en Inglaterra.

Aidan Jackson, de 17 años, tuvo una ataque repentino mientras hablaba con la norteamericana Dia Lathora. La piba comenzó a preocuparse cuando su conversación se detuvo de manera inesperada y empezó a sospechar que Jackson, a quien no conocía en persona, estaba sufriendo una emergencia médica.

"Inmediatamente comencé a buscar el número de emergencia [para Reino Unido]", señaló Lathora, explicando que al inicio tuvo algunas complicaciones para contactarse, pero finalmente pudo alertar de la emergencia a pesar de la distancia.

El adolescente sufrió una convulsión repentina.

Poco después, la Policía y una ambulancia llegaron a la casa de Jackson. En ese momento, sus padres, quienes no estaban al tanto de lo que sucedía, fueron alertados y el chico, que se encontraba muy desorientado, pudo ser trasladado a un hospital.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos