Nueve organizaciones sindicales de bomberos profesionales marcharon en París junto con los sindicatos del sector hospitalario, reclamando mejoras laborales, entre estas el aumento salarial y el pago de un plus por peligrosidad. Esto generó enfrentamientos en las calles de la capital francesa entre policías y bomberos, quienes, habitualmente, trabajan en conjunto cuando hay disturbios con los chalecos amarillos.

Efectivos policiales han usado gases lacrimógenos y cañones de agua para frenar la protesta de los bomberos. La mayoría ha estado en la Plaza de la República, con su uniforme y exigiendo un cambio en su situación. Hace dos semanas, una protesta similar fue organizada por policías.

Los bomberos parisinos son muy respetados por los habitantes de la capital francesa por su gran tarea. En especial, por cómo arriesgaron sus vidas para tratar de mantener en pie a la catedral de Notre Dame, durante el incendio de abril de este año. Bomberos y paramédicos comparten la misma lucha.

Los bomberos piden las mismas condiciones que los policías y gendarmes

"Sus reivindicaciones coinciden, puesto que el número de intervenciones de ambos sectores se ha duplicado en los últimos 20 años sin que los medios para realizarlas hayan cambiado", informó France 24 en París. Los enfermeros y auxiliares de enfermería piden un aumento de 300 euros al mes, mientras que los bomberos piden también una paga por peligrosidad.

"En ambos casos, existe un malestar palpable debido a la falta de reconocimiento de su oficio", indicó la prensa francesa. La movilización sigue a la huelga iniciada en julio por los mismos motivos. "Ni el gobierno ni las autoridades locales que financian los Servicios Departamentales de Incendios y Rescate (SDIS) han cumplido nuestras expectativas", ha explicado André Goretti, presidente del FA/SPP-Pats, el primero de los nueve sindicatos de bomberos profesionales que agrupan a todos los manifestantes.

Los bomberos piden las mismas condiciones que los policías y gendarmes. Según estas organizaciones, en los últimos meses la huelga ha tenido un seguimiento del 90%. Pero este dato contrasta con los del gobierno: el ministro del Interior francés, Christophe Castaner, dató este verano el seguimiento ante la Asamblea Nacional con un 5% de huelguistas.

Goretti describe el sistema de socorro francés como "enfermo", con bomberos "infravalorados" frente al aumento constante del número de intervenciones, en particular las misiones de asistencia médico-social (falta de ambulancias, asistencia de ancianos), que han explotado en los últimos años, cuando antes este tipo de emergencias no formaban parte de su trabajo.

Los sindicatos reclaman un aumento en el nivel salarial, una revalorización de las pagas de riesgo por incendios (28% del salario básico, frente al actual 19%), para igualarse con los plus por peligrosidad concedidos a los policías y gendarmes franceses. Además, reclaman una mayor protección frente a las agresiones, cuyo número aumenta cada año.

Los bomberos profesionales representan alrededor del 16% de los 247.000 bomberos franceses, alrededor de 40.000.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos