Un joven arrestado por intentar robar un estéreo de un auto terminó festejando su cumpleaños número 18 en una comisaría.

El insólito episodio ocurrió en la ciudad de Macao, en Rio Grande do Norte, se hizo viral en cuestión de minutos y generó gran indignación en las redes sociales.

En las imágenes se lo puede ver a Paulo Rodrigo das Neves sentado con una torta y una botella de Coca Cola, mientras los agentes le cantan el "Feliz cumpleaños".

Pero eso no es todo, mientras el sujeto se sirve un vaso de gaseosa, los agentes conversan y hacen bromas entre ellos.

Los agentes además, luego le sirvieron más bebida al cumpleañero e inclusive le pidieron que cortara parte de la delicia que tenía frente suyo para dárselo a su madre que se encontraba en el lugar, como invitada de honor de la presentación.

Tras conocerse las imágenes, la Policía Militar de Brasil emitió un comunicado para informar que inciará una investigación.