El primer ministro de Corea del Sur recomendó "fuertemente" el cierre de los centros religiosos, gimnasios y clubes durante los próximos 15 días, para ayudar a contener la propagación del coronavirus, en medio de un repunte de casos.

El gobierno sigue haciendo anuncios (Twitter).

Autoridades sanitarias dijeron que 147 nuevos casos fueron detectados en las últimas 24 horas, con lo que el total se eleva a 8.799, y agregaron que prevén un aumento de casos importados y se preparan para batallar los focos esporádicos de infección.

En un discurso televisado, el premier Chung Se-kyun dijo que el gobierno planeaba usar decretos de necesidad y urgencia para cerrar los centros religiosos, gimnasios y clubes que siguen abiertos para aplicar así la orden de distanciamiento entre las personas para evitar nuevos contagios.

Agregó que el gobierno podría iniciar demandas por daños contra iglesias y comercios a los que se vincule con casos de infecciones por no haber tomado medidas preventivas, informó la agencia de noticias surocoreana Yonhap.

La epidemia se ha ralentizado en Corea del Sur, pero hay crecientes preocupaciones por una persistente suba de los casos en el área metropolitana de Seúl, donde vive la mitad de los 51 millones de habitantes del país asiático.

Situación en el país

Los 147 nuevos casos anunciados por el Centro para el Control la Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC) es la la segunda cifra más elevada de esta semana después de los 152 casos diagnosticados el miércoles pasado.

Los que lleguen de Europa irán a la cuarentena (Twitter).

El número de fallecidos en el país supera ya el centenar, en concreto murieron hasta el viernes 102 personas por la Covid-19.

Por otro lado, el número total de personas que llegaron al país siendo portadores del patógeno ha ascendido a 23.

Ante el aumento de casos importados, Corea del Sur ha impuesto que a partir de este domingo todos aquellos que vengan de Europa sean sometidos al test del coronavirus e, independientemente del resultado, serán obligados a guardar 14 días de cuarentena.

Puesto que las personas asintomáticas podrían estar propiciando la propagación del virus, el gobierno también ha pedido a la población que eviten las reuniones no indispensables en lugares concurridos como instalaciones religiosas o cibercafés.