El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lamentó este miércoles que agentes de la Guardia Nacional dispararon sus armas contra un grupo de personas migrantes en un municipio mexicano del estado de Chiapas (sureste), donde mataron a dos e hirieron a otros tres, que según las autoridades son de nacionalidad cubana.

Fue "un hecho muy lamentable de unos migrantes que fueron baleados por la Guardia Nacional; ya di instrucciones para que se ponga a disposición a estos elementos de la Guardia Nacional del Ministerio Público, porque perdieron la vida dos migrantes, les dispararon" a los extranjeros, dijo el jefe de Estado sin detallar la nacionalidad de los dos fallecidos​​​.

Un cubano falleció en el vehículo y otros cuatro compatriotas de la víctima resultaron heridos, trasladadas a un hospital, donde murió la segunda persona cubana.

La tragedia ocurrió en un camino rural del municipio Pijijiapan, Chiapas, localizado a unos 150 kilómetros de Tapachula, ciudad fronteriza con Guatemala partió el 23 de octubre una caravana de unos 2.000 migrantes centroamericanos y caribeños.

La camioneta con los extranjeros "no se detuvieron, pero no hicieron más que salir rápido, sin detenerse, de frente, donde estaba la patrulla de la policía y de la Guardia Nacional", respondió el gobernante a una pregunta sobre el incidente.

López Obrador subrayó que los indocumentados "no dispararon, no agredieron y los de la Guardia (Nacional) dispararon y eso no se debe hacer. Hay otras formas de detener a quienes están violando las leyes".

La marcha "por la libertad, la dignidad y la paz" está integrada por miles de centroamericanos y haitianos, mujeres y menores de edad, que denuncian la falta de atención de las autoridades mexicanas para cumplir con trámites migratorios en Tapachula (sureste), ciudad fronteriza con Guatemala

El presidente mexicano dijo que los guardias nacionales encargados de contener a los migrantes "pudieron haberlos detenido más adelante cerrándoles el paso sin tirar".

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH, ombudsman) abrió una investigación, a partir de una queja escrita presentada por la organización civil Pueblos Unidos Migrantes.

La denuncia detalla que durante la caravana, agentes de la Guardia Nacional (GN) en Chiapas "agredieron con armas de fuego a un grupo de personas extranjeras, provocando el fallecimiento de una persona de origen cubano", e hiriendo a cuatro personas extranjeras más.

Fuente: Sputnik