Un hombre recientemente liberado de la cárcel mató a una mujer a la que acechaba hace más de 20 años, según lo confirmado por el Departamento de Policía Metropolitana de la ciudad estadounidense de Washington.

El hecho policial tuvo lugar el viernes pasado cuando los vecinos de Sylvia Matthews, de 71 años, llamaron al 911 después de escuchar un fuerte ruido en su casa. Alguien rompió las ventanas de su camioneta y trató de irrumpir en el sótano, informó WRC-TV, una estación de noticias local.

Más tarde, la policía volvió a responder a la casa después de recibir otro informe y una vez que llegaron, un vecino les dijo que pensaban que Matthews estaba retenido como rehén en la casa, y allí los oficiales encontraron a Matthews inconsciente sufriendo una herida grave en la cabeza y murió a causa de sus heridas al día siguiente.

Lo cierto, es que la policía arrestó a Michael Garrett, de 66 años, que estaba en la casa cuando llegaron, en relación con la muerte, según la estación de noticias. Garrett supuestamente le dijo a la policía que acababa de llegar cinco minutos antes y que Matthews lo llamó para que viniera debido a un robo, según la estación de noticias.

Enemigos íntimos

Durante la segunda llamada, los agentes se enteraron de que estaba hablando por teléfono con la víctima. Intentaron decirle que dejara en paz a Matthews, pero supuestamente se negó. Cabe destacar, que Garrett fue acusado de acoso y allanamiento de morada en su casa en enero de 1999 y pasó más de 20 años tras las rejas después del arresto.

Su familia cree que se conocieron mientras Matthews trabajaba como farmacéutica en la farmacia del reformatorio Old Lorton y Garrett era un preso, informó WRC-TV. Dijeron que no lo conocían, pero que habían oído hablar de él.

El día anterior al arresto anterior, Matthews supuestamente escuchó cristales rotos cuando estaba sentada en su casa. Cuando fue a verificar el disturbio, supuestamente encontró a Garrett trepando por la ventana de su baño. Luego supuestamente la echó de la casa antes de ser arrestada, según la estación de noticias.

Un juez permitió que lo liberaran en enero de 2021 después de que su abogado argumentó que estaba rehabilitado y que ya no era una amenaza para la sociedad, informó la estación.

Sylvia Matthews conoció a su asesino (Twitter).

Desde su liberación, la policía ha respondido a la casa de Matthews varias veces y el video de vigilancia de octubre supuestamente lo mostró llamando a la puerta de la casa y pidiéndole que abriera.

Matthews le dijo a la policía que amenazó con matarla y fue arrestado por amenazas de secuestrar o herir a una persona, pero se le negó el enjuiciamiento. Los dos también discutieron varios días después.

Matthews acusó a Garrett de ponerla en una llave de cabeza y golpearla en la cara, además de amenazar con matarla. Finalmente, se suspendió un informe presentado en su contra.

Un pariente de Matthews le dijo a WRC-TV que su familia está "devastada". Dijeron: "Es como si el sistema nos hubiera fallado. No debería haber estado en la calle", dijeron a la estación de noticias.