La cuchillada recibida este jueves por el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro, favorito para la primera vuelta de las elecciones de octubre en Brasil, fue "más grave de lo que creíamos", dijo en un tuit su hijo Flávio. 
 

Los seguidores de Bolsonaro fueron quienes lo sacaron de la muchedumbre y lo llevaron a un centro médico.


"La perforación alcanzó parte del hígado, del pulmón y parte del intestino. Perdió mucha sangre", detalló, antes de precisar que "su estado ahora parece estabilizado"

Previamente, Flávio Bolsonaro había dicho que la herida había sido "superficial"

Fuentes del hospital de Juiz de Fora (Minas Gerais) donde fue internado el político, aseguraron que se encuentra "delicado" tras la intervención quirúrgica por las heridas en el intestino, pero descartaron lesiones en el hígado y en otros órganos.  

Por la tarde, un parte del hospital Santa Casa de Misericordia, en donde se le realizaron los primeros auxilios, indicaba que el paciente había sido ingresado "con una lesión provocada por un instrumento punzocortante en la región del abdomen" y que estaba siendo sometido a una intervención quirúrgica.