En el municipio colombiano de Neiva una familia ideó una nefasta técnica para comer gratis, pero fueron descubiertos in fraganti. Los cuatro integrantes de la familia se habían sentado a almorzar unas arepas en un local de comida rápida, sin ninguna intención de pagar por lo consumido.

La cámara de seguridad del local muestra como los ladrones comen casi toda la comida que les fue servida antes de poner en acción la maniobra. Una de las dos mujeres presentes en la mesa le pide con señas uno de sus pelos a la otra, que la segunda le facilita discretamente. Luego, la primera inserta el cabello en la arepa a medio comer

Cuando el mesero se acerca a traer una botella de dos litros de gaseosa a la familia, el cuarteto arma un escándalo pretendiendo que el cabello se encontraba allí desde un principio. “Llega el mesero y le hacen el reclamo de algo que acaban de hacer ellas mismas. Devuelven todo, ya se han comido casi media arepa”, relata el hombre que grabó las imágenes.

Tras descargar su indignación con el mesero, la familia se levanta y se retira del local sin pagar un peso. El trabajador, después del episodio, le informó lo sucedido a los dueños del lugar. Los mismos revisaron las cámaras de seguridad apuntadas hacia la familia y descubrieron que fueron engañados.

Los dueños del local decidieron compartir el incriminador video en redes sociales con el fin de denunciar el caso. Un perfil de Facebook ahora privado compartió las imágenes, mencionando que “los dueños del lugar hacen la denuncia y advierten que este grupo de personas han hecho lo mismo en otros establecimientos”:

Huyó para no pagar pero se dejó el iPhone

El restaurante también denunció el suceso por Facebook.

Tristemente, no es la primera vez que personas buscan irse de un local de comida sin pagar la cuenta, por lejos. Dos mujeres de Tenerife, España intentaron hacer lo mismo, pero no fueron tan exitosas como los cuatro colombianos.

Las dos jóvenes se habían acercado a un bar en el municipio español de Guamasa, donde bebieron vino y comieron unos acompañamientos. La comida les habría costado 23 euros, algo más de 2.500 pesos argentinos entre ambas. Sin embargo, antes de que el mesero les pudiera acercar la cuenta, se pararon y salieron corriendo del lugar.

Una técnica menos teatral que la desplegada en Colombia, pero el resultado fue similar, con las comensales dejando el lugar con las panzas llenas y sin pagar. Una de ellas, sin embargo, cometió un grave error: se dejó su iPhone X en la mesa.

El dispositivo, valorado en 75.000 pesos, fue encontrado por los dueños del local quienes denunciaron el suceso en las redes. También usando la plataforma de Mark Zuckerberg, el dueño indicó que episodios similares suceden "una o dos veces por semana", tanto que parece estar "de moda".

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos