El papa Francisco escribió una carta al presidente venezolano, Nicolás Maduro, en la que indica que no se cumplen con las condiciones para que el Vaticano medie en la crisis política de Venezuela, informó este miércoles el diario Corriere della Sera.

Según el periódico, el Sumo Pontífice, que se dirigió a Maduro como "Señor" y no como presidente, recordó en la misiva que el Vaticano ya planteó en otra ocasión las condiciones que deben darse para una mediación política, y que esos pedidos no se cumplen.

Es más, en tono de claro reproche, el religioso dijo que los intentos de mediación previos, también solicitados por el presidente venezolano, se frustraron "porque lo que se había acordado en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para implementar los acuerdos".

El Corriere dijo que la carta está fechada el 7 de febrero, días después de que el líder chavista señalara en una entrevista que había escrito al papa para solicitarle que interviniera en la actual agudización de la crisis política venezolana.


Un vocero del Vaticano, Alessandro Gisotti, dijo que la Santa Sede "no comenta sobre las cartas del Santo Padre, que, obviamente, son de carácter privado", informó la agencia de noticias italiana ANSA.

La semana pasada, Francisco sostuvo que para que el Vaticano mediara en Venezuela, el pedido debía provenir de las dos partes, en alusión al líder antichavista Juan Guaidó, quien el mes pasado juró como presidente interino venezolano con el aval del parlamento.

Cerca de medio centenar de estados, entre los que no está el Vaticano, reconocieron desde entonces a Guaidó como la máxima autoridad de Venezuela.

El 8 de febrero, un día después de la fecha de la carta del Papa, Guaidó expresó su voluntad de aceptar la mediación papal a la grave crisis que vive Venezuela.

Según el diario de Milán, Francisco recapituló en la misiva los repetidos intentos solicitados por Maduro y realizados por la Santa Sede en los últimos años, para "tratar de encontrar una salida a la crisis venezolana".

Además, aclaró que favorece el diálogo, pero sólo cuando se pone el bien común sobre todos los demás intereses y cuando se busca la paz y la unidad.

Además, agregó que a fines de 2016, en una carta del secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, "la Santa Sede indicó claramente cuáles eran las condiciones para que el diálogo fuera posible"

Bueno, según escribió el Papa, esas condiciones y "otras que se han agregado como resultado de la evolución de la situación son más necesarias que nunca", siempre de acuerdo al Corriere.

En la carta, Francisco pareció aludir al hecho de que Maduro ya no es reconocido como presidente por más de 50 países -que en cambio reconocen a Guaidó- luego de los fuertes cuestionamientos a los comicios de 2018 en las que obtuvo se reelección.

El lunes pasado, una delegación de representantes de Guaidó se reunió con funcionarios del Vaticano en la Santa Sede.

El papa dio su "bendición" a Maduro durante un llamado telefónico que le hizo el líder socialista en 2013, meses después de que se convirtiera en Pontífice y tras la elección del mandatario venezolano.

La Iglesia venezolana dijo que la carta del Papa la parecía una respuesta "creíble" a la solicitud de Maduro y que mostraba la permanente disposición del Vaticano a colaborar.

"La carta lo que pone en evidencia es cómo el Vaticano siempre ha estado dispuesto a ayudar", dijo el cardenal venezolano Baltazar Porras en rueda de prensa en Caracas.

El religioso rechazó la construcción de una "imagen distorsionada del papa" según la cual el sumo pontífice estaría "como ausente" ante los problemas del país suramericano.

"Estamos en comunicación permanente", dijo y aseguró que todos los pronunciamientos de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) -que no reconocen como legítimo a Maduro- han sido "avalados y seguidos por el Vaticano".