El testimonio de Rafaela Vicuña, la sobrina de Benjamín Vicuña, impactó a la comunidad al contar que había sido violado a los 13 años por una persona que en ese entonces tenía 24 en un campamento músical y por ende, el actor habló por primera vez del caso.

“Es tremendo lo que pasó, es algo muy doloroso. Rafaela hizo su denuncia y descargo vía Instagram. El tema ya está en la justicia chilena”, aseguró el actor en diálogo con Cortá por Lozano, sobre la denuncia de una de las hijas de su hermano, Juan Pablo.

“Estoy muy orgulloso de mi sobrina, de su valentía y coraje. Ella va a transformar el dolor en arte, en su música, que es lo que más ama, y lo que nadie le puede robar. Es el principio de un proceso de liberación y de reparación”, afirmó el actor.

Benjamín Vicuña destacó la valentía de su sobrina (Archivo).

“No elegimos los obstáculos en la vida, sí cómo superarlos”, aseveró Benjamín y se refirió a la gran pasión de su sobrina para sobrellevar este gran dolor. “Rafaela se fue a París a estudiar chelo, es su pasión desde que es un niña. Mi hermano la apoya en todo”, contó.

Contención familiar

Además, el periodista contó que el actor le acercó una filmación de Rafaela haciendo lo que más disfruta, que es la música: “Este video me lo comparte Benjamín Vicuña. Es un concierto donde esta Rafaela tocando. Me dijo que el hermano está en la clínica y que Rafaela está en Chile, en Santiago y con toda la contención profesional y familiar”, concluyó.

De acuerdo con el testimonio de la joven, cuando ella tenía 13 años, un hombre de 24 la comenzó a acosar durante un campamento. Luego de una fiesta, el acusado la llevó a una habitación y fue así cómo concretó la violación. Pero el calvario no terminó allí, ya que el acoso continúo por las redes sociales por un tiempo hasta que la madre de Rafaela pidió la orden de alejamiento.