Un hombre pidió el divorcio de su esposa en la India y el motivo sorprendió a todos: no aguanta que la mujer no se bañe todos los días. Para ello recurrió a la cuestionada tradición del triple talaq, que consiste en repetir tres veces la palabra "talaq" (divorcio), con lo que el marido puede separarse de manera inmediata.

El caso se conoció cuando la mujer presentó una denuncia ante la Unidad de Protección de Mujeres de la ciudad de Aligarh, en un intento por salvar su matrimonio. Entonces, el organismo comenzó a darle asesoramiento a la pareja, que tiene un hijo de un año.

"Una mujer nos entregó una denuncia por escrito en la que afirmaba que su marido le había dado triple talaq con el pretexto de no bañarse todos los días. Estamos brindando asesoramiento a la pareja y a sus padres para salvar su matrimonio", reveló una consejera que trabaja en el lugar.

El triple talaq es una práctica musulmana mediante la cual un marido puede divorciarse instantáneamente de su mujer al repetir la palabra talaq tres veces. Sin embargo, los hombres que recurran a ella pueden ser penados con hasta tres años de cárcel, ya que en 2019 fue prohibido y declarado inconstitucional debido a que atenta en contra de los derechos matrimoniales de las mujeres musulmanas en la India, las cuales dependen casi en su totalidad de los hombres y tras un divorcio quedan desprotegidas en la calle y marcadas con un estigma social.

Esta potestad de terminar un matrimonio de manera unilateral afectaba a cerca del 67% de las mujeres musulmanas que se divorciaban en el país.

Disconforme

"El hombre, durante la consejería, nos dijo repetida y firmemente que quiere terminar el matrimonio con la mujer. También nos entregó una solicitud para ayudarlo a divorciarse de su esposa, ya que ella no se baña todos los días", insistió la consejera.

En su petición el hombre también expresó que discuten todos los días con su esposa cuando le pide que se dé una ducha y ella se niega. "Estamos tratando de aconsejar al hombre que no rompa el matrimonio con su esposa, ya que es un problema menor y que se puede resolver. También estamos tratando de hacerle entender que su divorcio puede afectar la crianza de su hijo", agregó.

Tras su intervención, la Célula de Protección de Mujeres le dio tiempo a la pareja para pensar en salvar su relación.