Un policía del condado estadounidense de Clayton fue despedido de su cargo, luego que se viralizaran varios videos en los que golpea y patea hasta dejar sangrando e inconsciente a Roderick Walker durante su arresto.

Todo comenzó cuando el ayudante de sheriff y dos compañeros hicieron que la víctima de la agresión para el auto porque circulaba con la luz trasera rota, aseguró Shean Williams, abogada del agente.

Según testigos, los uniformados le exigieron a Walker su identificación y cuando el hombre de 26 años le preguntó para qué la necesitaban si él no era quien manejaba, comenzaron a discutir y le pidieron que salga de su vehículo.

Las imágenes muestran a dos oficiales encima de Roderick Walker, y uno le pega varias veces en la cara y golpea su cabeza contra el piso mientras se escuchan los gritos desoladores de su novia , quien es testigo de este nuevo hecho de racismo y brutalidad policial. 

Pero la situación más escalofriante se vive cuando uno de los hijos de Walker se acerca y presencia, a poca distancia, como estaban golpeando duramente a su papá.

Por lo que trascendió a través de las imágenes y testigos, el afroamericano comienza a sentirse ahogado y suplicar que lo dejen tranquilo. "No puedo respirar", suplicó el joven que repitió una y otra vez "estoy a punto de morir".

Así quedó  Roderick Walker tras la brutal golpiza.

El sheriff del condado de Clayton, Victor Hill, comunicó el agente "que golpeó repetidamente a Roderick Walker", cuyo nombre no revelado",  fue despedido por "uso excesivo de la fuerza" y se entregó "una investigación criminal a la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Clayton".

Así arrestaban brutalmente a Roderick Walker

La tremenda golpiza a Roderick Walker durante su arresto