Familiares y amigos de Juan Ignacio Figueroa Stazi, el joven que murió el 29 de abril en el hostel Kamala de Montañita, Ecuador, confirmaron que los restos del joven serán repatriados esta semana con fondos aportados por la provincia de Santa Fe.

La madre del chico de 25 años junto a su pareja habían iniciado una campaña de donaciones en la que juntaron más de 2 mil dólares para pagar el traslado, que ahora serán donados a una organización de lucha contra la violencia de género. 

Un amigo australiano de Juan Ignacio, abrió el sábado la página “Ayúdenos a traer las cenizas de Nacho a casa” en Go Found Me, donde se recaudaron 2.790 dólares.

"Donó gente de todo el mundo, a Nacho lo querían de muchos lugares por eso en un día conseguimos todo, pero este dinero demora alrededor de 10 días en llegar”, comentaron sus familiares.

Finalmente, el gobierno de Santa Fe confirmó que subsidiará el traslado del cuerpo, por lo que lo recaudado va a ser donado a víctimas de violencia de género. 

Sobre la muerte del joven, la familia pide que se esclarezca el episodio ya que testimonios de conocidos de Juan Ignacio en el lugar hablaron de una “absoluta connivencia” entre el hostel Kamala con mafias policiales, narcotráfico y maltrato a los jóvenes que allí trabajan. 

"Hubo una absoluta connivencia, los amigos nos dijeron que no acudamos a la policía de Montañita”, aseveró Fabio Bonamico.

"El dueño del hostel le tenía retenido el pasaporte por una deuda” dijo Bonamico. 
Se espera que el miércoles se inicie el traslado de los restos y pertenencias de Juan Ignacio que ahora están en Ecuador.