El anuncio fue un fiel reflejo del pasado y presente provocador de Flynt, sólo dos frases con letras enormes rezan en la parte superior de la página: "10 millones de dólares y Donald J. Trump".

El polémico fundador de Hustler ofreció esa “oferta en efectivo” a cambio de “información que lleve al impeachment y destitución” de Donald Trump. 

Además ofreció un número de teléfono y un correo electrónico para que todos los interesados puedan enviarle datos de manera "confidencial"

La especulación sobre un impeachment a Trump sobrevuela desde hace meses Washington, especialmente luego que la prensa demostrara que miembros de su círculo íntimo, incluida su familia, mantuvieron reuniones secretas con funcionarios rusos o personas cercanas al Kremlin durante la campaña electoral del año pasado, justo en momentos en que el Partido Demócrata acusaba a Moscú de hackear sus servidores y filtrar emails privados a la organización Wikileaks. 

Tanto el FBI como comisiones del Congreso, dominadas por el oficialismo republicano, realizan investigaciones paralelas sobre estos vínculos y su relación con un posible complot contra la ex candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

El fiscal especial Robert Mueller, quien investiga la llamada trama rusa desde el FBI, es un hombre clave en este debate debido a que es el encargado de determinar si Trump cometió un delito de obstrucción a la justicia al despedir a James Comey, el ex director del FBI, el mismo que por entonces indagaba por los nexos con Moscú. 

Mueller también debe esclarecer si el presidente republicano sabía y se benefició de la presunta interferencia rusa durante la campaña del año pasado. 

La estrategia publicitaria de Flynt, productor de películas pornográficas desde 1998, no sorprende. 
El editor, que respaldó a H. Clinton en las elecciones de noviembre pasado, ya publicó en 2007 un anuncio en el Post en el que pedía información sobre gente que hubiera tenido un encuentro sexual inapropiado con algún congresista o miembro del gobierno. 

En 1998 publicó un anuncio muy similar y, poco después, se especuló que él e información que habría obtenido a través de su solicitada habrían estado detrás de la renuncia del congresista republicano Bob Livingston, quien aspiraba a ser electo a la cúpula del Congreso.

En su anuncio, Flynt explicó que hay seis motivos legales que podrían llevar a la presentación de un impeachment contra Trump: demostrar un complot con “un poder extranjero hostil” -como podría ser el caso de Rusia-, la obstrucción a la justicia con el despido de Comey, alentar a un “conflicto” violento con su defensa de grupos supremacistas blancos y neonazis, conflictos de intereses con su imperio que ahora manejan sus hijos, las “cientos” de mentiras que dijo ha expresado desde que asumió el poder; los casos de “nepotismo” en su gobierno, y su decisión de “sabotear” el Acuerdo de París contra el cambio climático.

“Creo que es mi deber patriótico y la de todos los estadounidenses, echar a Trump antes de que sea demasiado tarde”, concluyó el fundador de Hustler.