Un rosarino de 73 años falleció en medio de una excursión familiar en un crucero en Ilha Grande, en el estado brasileño de Río de Janeiro.

La víctima fue indentificada como Rodolfo Borruel. De acuerdo a las primeros informes, el hombre sufrió una afección cardíaca mientras recorría el lugar.

El cuerpo fue trasladado a una morgue de Río de Janeiro, en el mismo crucero en el que viajaba, para llevar a cabo la autopsia. Tras el desembarco, pasará por el Instituto de Medicina Legal para analizar las causas de su deceso , y luego será repatriado a la Argentina.

Hace algunos días el consulado intervino en la muerte accidental de otro argentino, el periodista Marcelo Pagliaccio, quien se ahogó luego de salir de una fiesta y estando en la orilla del mar. Si bien intentaron realizarse RCP, el joven había tragado mucha agua por lo que falleció y su cuerpo fue repatriado al país.