S e dieron a conocer los pasaportes que utilizaron el líder norcoreano Kim Jong-un y su difunto padre Kim Jong-il para ingresar a países occidentales en la década de 1990. Según estos documentos fraudulentos, los políticos habrían nacido en la ciudad brasileña de San Pablo.

Si bien era sabido que la familia gobernante de Corea del Norte usó documentos de viaje falsos, es la primera vez que se difunden imágenes de los pasaportes brasileños. "Utilizaron estos documentos, que muestran claramente las fotografías de Kim Jong-un y Kim Jong-il, para tratar de obtener visas de embajadas extranjeras", dijo una fuente de seguridad occidental de alto rango bajo condición de anonimato.

Asimismo, remarcó que "esto muestra el deseo de viajar y apunta a los intentos de la familia para planear una posible ruta de escape". La embajada de Corea del Norte en Brasil decidió no hacer comentarios, mientras que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil dijo que está investigando la situación.

Otras cuatro fuentes de seguridad de Europa occidental confirmaron que los pasaportes brasileños con fotos de los Kim a nombre de Josef Pwag e Ijong Tchoi fueron usados para solicitar visas en al menos dos países occidentales, como también se los usó para viajar a Brasil, Japón y Hong Kong.

El diario japonés Yomiuri Shimbun informó en el 2011 que Kim Jong-un visitó Tokio cuando era niño usando un pasaporte brasileño, hecho que sucedió en 1991, antes de la fecha de emisión de los dos pasaportes brasileños. Las documentaciones, que tienen una vigencia de 10 años, llevan un sello que dice "Embajada de Brasil en Praga" con fecha de emisión del 26 de febrero de 1996.

Las fuentes de seguridad dijeron que la tecnología de reconocimiento facial confirmó que las fotografías eran las de Kim Jong-un y su padre. El pasaporte con la foto de Kim Jong-un fue emitido a nombre de Josef Pwag con una fecha de nacimiento del 1 de febrero de 1983. Los datos del actual líder norcoreanos son tan poco conocidos que incluso su fecha de nacimiento sigue siendo un misterio. Se cree que tenía entre 12 y 14 años cuando se emitió la fraudulenta documentación.