Mara Fernanda Castilla, la estudiante desaparecida cuando tomó un taxi de Cabify, fue encontrada sin vida según informó el gobernador de Puebla, Tony Gali. El conductor que debería haberla llevado a su casa es el principal detenido y sospechoso. La Fiscalía asegura que el femicida la asesinó en un motel.

El cuerpo fue hallado en la junta de Santa María Xonacatepec, una población a 15 kilómetros de la capital de Puebla. Las autoridades también investigaron una casa en el Fraccionamiento Malintzi en el Estado de Tlaxcala, en la que encontraron ropa y objetos de la estudiante universtitaria.

"Todo el peso de la ley a los responsables del crimen de Mara Castilla, revisaremos con rigor los estándares de seguridad de Cabify", escribió el gobernador en Twitter.

Después de salir a bailar con sus amigos, Mara pidió un taxi que llegó a su domicilio y se estacionó frente a su casa durante más de 20 minutos, tal y como recogieron las cámaras de seguridad. 

El conductor, identificado como  Ricardo Alexis "N", decidió declarar voluntariamente un día después. Según su versión, ella pidió bajarse unos metros antes de llegar a su domicilio.

Al contrastar el testimonio de Ricardo, los fiscales determinaron que Mara y él estuvieron en los mismos sitios el día de la desaparición. El teléfono de la estudiante, en poder del presunto asesino, permitió hacer un rastreo de los lugares a través del GPS.

El conductor está en prisión acusado de privación de la libertad y asesinato.

 

El comunicado de la empresa