Un nene de 3 años murió el pasado jueves en la ciudad china de Xiaogan, en la provincia de Hubei, al caer desde una altura de cuatro pisos desde el pasamanos de una escalera mecánica de un shopping.

El nene jugaba en la escalera mecánica mientras sus padres y su hermana mayor descansaban en unos sillones de masajes a pocos metros de la criatura, informa Daily Mail.

En el video de las cámaras de seguridad se aprecia cómo la criatura se sube en el pasamano de la escalera mecánica pero empieza a deslizarse entre los paneles protectores de vidrio.

El menor trató de aferrarse a la barandilla, momento en que sus familiares reaccionaron y se lanzaron hacia el pequeño pero poco pudieron hacer. El menor cayó al vacío y murió.

En las estremecedoras imágenes se ve el cuerpo del nene y a sus familiares, devastados y sin consuelo, rodeando el cadáver.

Según medios locales, los padres de la víctima demandaron al shopping por 1,8 millones de yuanes (unos 280.000 de dólares) por falta de medidas de seguridad.