En las últimas horas del lunes, el máximo responsable del asesinato de Leandro Pereira do Nascimento Lo, campeón mundial de jiu-jitsu, se entregó ante la Policía Militarizada de São Paulo e inmediatamente fue arrestado. El agresor disparó a sangre fría en la madrugada del domingo, en el contexto de una fiesta y aparentemente bajo los efectos del alcohol.

El hombre identificado como Henrique Otavio Oliveira Velozo, pertenece a la Policía Militarizada de San Pablo, y por el momento, deberá rendirle cuentas a la Justicia para esclarecer la situación. En tanto, el presunto autor del crimen permanecerá detenido durante un mes en la cárcel especial para el cuerpo policial, y en paralelo, continuará la investigación con lo sucedido en el Club Sirio, de la zona sur de San Pablo.

 

El asesino tenía antecedentes penales

 

Según la prensa local, el supuesto criminal tenía antecedentes por comportamientos violentos y ocasionar disturbios en otra cervecería de la misma zona, quien en ese momento encontraba de agente civil en la circunstancia del violento momento con el luchador, también conocido como Leandro Lo. Las cámaras de seguridad del lugar captaron el momento en el que Oliveira Velozo huyó de la fiesta.

¿Quién era Leandro Lo, el deportista asesinado de un disparo en la cabeza?

Nacido en Brasil, Leandro Pereira do Nascimento Lo, o más conocido como Leandro Lo, obtuvo el campeonato mundial de jiu-jitsu en ocho oportunidades bajo la modalidad de cinco categorías diferentes. El deportista tenía 33 años, saltó a la fama en la disciplina de las artes marciales en el año 2012, cuando se alzó con el título mundial por primera vez.

 

Leandro Lo era un reconocido luchador de las artes marciales

 



Este año, el campeón del mundo tenía el compromiso de disputar la próxima cita mundialista a celebrarse en los Estados Unidos. Sin embargo, el destino le jugó una mala pasada y desafortunadamente perdió la vida en la madrugada de este domingo.

 

 

Aparentemente, distintas voces que confiaron lo sucedido a los agentes policiales de la región relataron que Leandro Lo y Oliveira Velozo protagonizaron una discusión subida de tono en los alrededores del Club Sirio. Cuando la fiesta estaba por finalizar, los testigos que presenciaron el hecho dijeron que el campeón mundial intentó neutralizar a una persona que manifestaba estar bajo los efectos del alcohol.

El relato sostiene es que el aparente sospechoso logró escapar de esa situación y en un momento de distracción, sacó su arma y le disparó en la cabeza, en lo que además le propinó patadas mientras la víctima estaba en el piso. El luchador de artes marciales perdió la vida poco tiempo de haber ingresado al hospital, con un cuadro de salud desfavorable: tenía muerte cerebral y el panorama fue irreversible.

Ver comentarios