Una mujer murió luego de que su hijo la dejara adentro del auto por más de ocho horas, mientras él se iba a trabajar en un local de Reno, en Nevada, Estados Unidos. Según informó el medio Newsweek, la mujer tenía 81 años.

El hijo de la señora, identificado como Edward Sibleyle dijo a las autoridades que el que visitó a su anciana madre durante la hora del almuerzo, le dio un burrito para que comiera y ella le dijo que estaba "bien".

Según un informe policial que difundió el medio KRNV-TV, Sibley y su madre de 81 años estaban sin hogar, vivían en moteles y en su auto en diferentes estacionamientos en Reno desde el 2020.

Sibley supuestamente dejó las llaves del auto para poder encender el aire acondicionadoLa mujer aparentemente no encendió el auto y murió deshidratada, por el golpe de calor, a pesar de que sólo tenía puesto una camiseta y un pañal.

"No tenía teléfono celular, no podía caminar, no podía conducir y no podía buscar la sombra del calor y el sol", dijeron desde la Policía. Según trascendíó, dos empleados del trabajo de Sibley notaron a la mujer en el estacionamiento y llamaron a una ambulancia. A pesar de eso, falleció a las pocas horas.

A pesar de las delcaraciones que dio el joven, lo cierto es que el auto estaba estacionado bajo el sol y había unos 35 grados de temperatura.

Según los fiscales que investigan el caso, el hijo de la víctima tuvo "malas decisiones" y pasó por "circunstancias muy difíciles", por lo que consideró que "hubo indigencia involucrada, ciertamente hubo intentos de cuidar, pero la mala decisión realmente dependió de las circunstancias de ese día", dijo el fiscal sobre el intenso calor y la decisión del Sibliey de dejar a su madré allí.

 "No había ninguna prueba o evidencia para probar más allá de una duda razonable y realmente no había evidencia en absoluto para demostrar que tenía la intención de causarle daño", dijo el fiscal, quien recomienda que el hombre obtenga la libertad condicional y que no cumpla con la condena de un año de prisión, que podrían darle.