La Policía húngara confirmó este martes que ya son once los muertos por el naufragio de un barco turístico en el río Danubio, ocurrido el último miércoles, mientras continúan las tareas para tratar de acceder a la embarcación hundida, donde se cree que pueden estar los cadáveres de algunos de los 17 ocupantes aún desaparecidos.

Los rescatistas hallaron dos cuerpos en el barco turístico "Sirena", en el que viajaban 33 surcoreanos y dos tripulantes húngaros, que volcó y se hundió en el Danubio en las cercanías del puente Margarita de Budapest, tras ser embestido por un crucero

Tardaron seis horas para rescatar a uno de los dos cuerpos hallados (Gentileza: EFE)

Uno de los cuerpos fue hallado por buzos húngaros dentro de la nave hundida, cerca de una de las ventanas, y la operación para sacarlo a la superficie requirió seis horas. La otra víctima fue encontrada 55 kilómetros al sur de Budapest, en la localidad de Kulcs, a orillas del Danubio, consignó la agencia EFE. 

"La tarea principal de los que participan en las operaciones de rescate sigue siendo sacar del agua los restos del barco, en lo que trabajan docenas de expertos experimentados húngaros y extranjeros", afirmó este martes la unidad policial especializada TEK en un comunicado.

Todavía hay 17 personas desaparecidas (Gentileza: EFE)

Siete personas fueron rescatadas con vida y siete cadáveres fueron localizados en las horas siguientes al naufragio.

Las autoridades húngaras, con ayuda de equipos de rescate surcoreanos, noruegos y austríacos, tratan de localizar los 17 cuerpos aún desaparecidos y que se creen están dentro del barco sumergido a unos nueve metros de profundidad.

Las tareas de rescate se están viendo obstaculizadas por el crecido caudal del río, su fuerte corriente y la falta de visibilidad lo que hace muy peligroso para los submarinistas acceder al interior del barco.

Las autoridades ahora esperan que el nivel del Danubio descienda para que una potente grúa pueda pasar por debajo de los puentes y acercarse al punto donde está sumergida la embarcación. 

LEE TAMBIÉN: Más de 90 muertos, entre ellos menores, en naufragio en Irak

Se espera que en los próximos días llegue a Budapest la grúa "Clark Ádám", con una capacidad de 200 toneladas, con la que se podrá sacar del agua el barco siniestrado de 50 toneladas, a lo que hay que sumar el peso del agua acumulada en su interior. 

El capitán del crucero que embistió al barco turístico se encuentra en prisión preventiva.

Fuente: Télam

Ver más productos

El beato Juan Franscisco Marinoni, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Juan Francisco Marinoni

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos