Lo que trató de ser un escarmiento, terminó en tragedia en una aldea de Uganda. Beatrice Acen, una mujer de 35 años, le cortó el pene a su marido después de que él se negara a tener relaciones sexuales con ella como castigo por su consumo excesivo de alcohol. 

Moses Okot, un campesino de 46 años, fue la víctima de la locura de su mujer cuando ella regresó a casa pasadas las 22 del 30 de junio y procedió a exigirle sexo a su esposo. Cansado, el hombre dijo que no por lo que decidió irse a dormir.

En ese momento, su esposa lo atacó. "Desperté y encontré mis pantalones humedecidos con sangre", dijo la víctima quien cree que su esposa recurrió a esta medida drástica debido a su antiguo método de castigarla por su "alcoholismo".

"Como hombre, ya no toleraría eso, así que decidí negarle el sexo con la esperanza de que se reformara", agregó. El presidente de la aldea donde vive la pareja dijo que "el año pasado, se rompió la clavícula de este hombre durante una pelea doméstica y se escapó".

Okot fue llevado a la estación de policía local para presentar una queja contra su esposa antes de ser llevado al hospital principal de Apac, donde ahora recibe tratamiento médico.

Ver más productos

San Juan de la Cruz.

La Iglesia recuerda hoy a San Juan de la Cruz

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos