El hecho ocurrió el pasado 26 de mayo en la estación de trenes de Piacenza, en Italia. Una mujer fue atropellada por una formación y quedó gravemente herida.

Sin embargo, el caso fue más noticia por la desalmada actitud de un joven, quien decidió sacarse una selfie mientras los paramédicos auxiliaban a la víctima.

Un usuario de Twitter que presenció el hecho fotografió al muchacho que se burlaba de la mujer y publicó la imagen en redes sociales, que rápidamente se viralizó con fuertes críticas.
 

La foto publicada por el usuario de Twitter.
Según publica el diario italiano Corriere della Sera, a la víctima debieron amputarle una pierna. Además, informó que la policía ferroviaria identificó al joven y lo obligó a borrar la polémica foto.