Cristian Damián Pastorino Pimentel, apodado "el Kiki”, se suicidó este martes por la tarde, cuando fue  acorralado por la Policía, se disparó en la cabeza en el barrio El Monarca.

 

 

Según confirmaron fuentes policiales, el delincuente fue atendido con “signos vitales” pero falleció segundos después. Pastorino fue encontrado en una casa, debajo de una cama, y cuando escuchó que los efectivos policiales ingresaban al lugar se suicidó. En el lugar se encontraron dos armas.

El delincuente era intensamente buscado por ser el protagonista del asesinato de Florencia Cabrera, la cajera que murió el pasado fin de semana durante una rapiña a un supermercado. El Kiki tenía un profuso historial criminal, y tenía amenazados a varios integrantes de su propia familia.

El Kiki luego de dispararse en la cabeza. (Twitter)
El Kiki luego de dispararse en la cabeza. (Twitter)

El malviviente era buscado también por el femicidio de su pareja, hecho ocurrido en diciembre del año pasado. La Policía lo buscaba intensamente desde el sábado por la noche, luego de que asaltara el supermercado y asesinara a la joven cajera.

La propia madre había dicho en una declaración que su hijo “prefiere que lo maten a ir a la cárcel”.