Luego de que un turista británico se rompiera el cuello en una atracción de un parque acuático, otro testimonio alertó sobre la peligrosidad de algunos juegos en esos espacios de recreación. Una mujer aseguró que recibió tres transfusiones de sangre luego de tirarse por un tobogán a alta velocidad, lo que le provocó una herida de siete centímetros en el útero.

La turista Toni Steedman tiene 25 años, dirige su propio negocio de catering y tiene dos hijos. En 2017, había planificado con su esposo Adam, de 32 años, un viaje que incluía una excursión con guía al popular parque acuático Aqualand, en Costa Adeje, en Tenerife, para celebrar su cumpleaños. 

Allí, subió al tobogán de Kamikaze, que incluye una caída libre desde la parte superior para luego deslizarse en una pileta. Sin embargo, terminó casi desangrada mientras era trasladada de urgencia al hospital, donde recibió tres trasfunsiones de sangre. 

Steedman aseguró que el personal nunca le dio instrucciones de cruzar las piernas antes de tirarse desde la parte superior de la bajada del Kamikaze y está convencida que eso podría haberla salvado de la lesión e impedirle la pérdida de casi 3 litros y medio de sangre.

"El deslizamiento fue muy rápido y cuando golpeé el agua, sentí que algo estalló dentro de mí. Me puse de pie y era como si necesitara ir al baño pero a medida que avanzaba, la sangre comenzó a desparramarse entre mis piernas", relató la mujer a The Sun

En ese momento, uno de los presentes llamó al médico, quien la acostó y al ver cómo la sangre salía a borbotones, le pidió que cerrara las piernas.

La víctima junto con su esposo (Gentileza Supplied)

La mujer fue trasladada al hospital North Tenerife, a unos tres minutos de distancia del parque, mientras los médicos trataron desesperadamente de detener el sangrado de su útero. Una vez ingresada al centro de salud, le administraron una epidural para realizarle una cirugía e intervenir la herida de siete centímetros provocada por un enorme chorro de agua.

"Recuerdo que me sentía mareada y que me tiraban agua para mantenerme despierta. Le dije a Adam que cuidara de los chicos. Me preocupaba no volver a verlos nunca más", rememoró Steedman y agregó: "La epidural fue muy aterradora porque no pudieron dormirme debido a que comí antes de que sucediera el accidente. Pusieron mis pies en estribos".

Permaneció internada durante tres días. Su seguro de viaje les notificó que no pagarían los costos de la atención porque no habían informado su intenciones de vacacionar. Finalmente, con ayuda de una silla de ruedas, pudo volver a su casa, donde fue revisada por sus médicos de cabecera en Reino Unido.

Este testimonio fue dado a conocer en medio de la polémica por otro accidente en la atracción "splash" en Aqualandia, Benidorm. El turista británico David Briffaut, de 23 años, se rompió el cuello el pasado martes mientras se deslizaba de cabeza.

Los médicos advirtieron que el talentoso golfista podría no volver a sentir sus piernas y verse impedido a moverse del pecho hacia abajo. Además indicaron que necesitará una operación tan pronto como esté estable.

Briffaut rompió su cuello al caer de un tobogán.

Algunos visitantes del mismo parque acuático criticaron la atracción por "peligrosa" y otro invitado afirmó que el mismo viaje "le arrancó la cara".

La turista que casi muere desangrada, en tanto, está agradecida de no haber sufrido lesiones más graves y se recuperó por completo.

"Me dijeron que todavía podría tener hijos. Estaba tan preocupada de que algo estuviera mal cuando llegáramos a casa. Nunca volveré a ese lugar y advertiría a otros que hagan lo mismo", indicó la mujer.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos