El número de migrantes muertos encontrados el lunes dentro de un tráiler de 18 ruedas "clonado" y abandonado en San Antonio, una importante ciudad del centro sur de Texas, Estados Unidos, subió a 50, dijeron hoy las autoridades.

Parece ser que la tragedia es una de las operaciones de tráfico de migrantes más letal en la historia reciente de Estados Unidos, informaron medios locales.

En el lugar de los hechos fueron encontradas 46 personas muertas y otras cuatro fueron declaradas fallecidas en hospitales de la zona, dijo el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, citado por la Radio Pública de Texas.

Ebrard dijo que 22 eran nacionales mexicanos, siete de Guatemala, dos de Honduras y los otros 19 muertos aún no habían sido identificados.

Al menos otros 16, incluyendo cuatro niños, fueron trasladados a hospitales de la zona debido a insolación y deshidratación, dijeron funcionarios locales en una conferencia de prensa. Según informes, cerca de 100 personas estaban dentro del tráiler de 18 ruedas.

The San Antonio Express-News informó que alguien "clonó" el tráiler que llevaba a los migrantes con los mismos colores y números de identificación del Departamento de Transporte de Estados Unidos y del Departamento de Transporte de Texas para parecer un tráiler propiedad de una empresa de transportes del sur de Texas, en un aparente esfuerzo para evadir a las autoridades.

Tres personas están bajo custodia de la policía, pero se desconoce si están involucrados en la tragedia, dijo anoche el jefe de policía de San Antonio, William McManus.

La policía recibió anoche una llamada de una persona que trabajaba cerca, quien escuchó un llamado de ayuda desde el tráiler de 18 ruedas en el suroeste de la ciudad, se acercó y vio cuerpos dentro del tráiler con sus puertas parcialmente abiertas, indicó McManus.

Quienes estaban con vida estaban calientes al tacto y sufrían de insolación y agotamiento. Tampoco había señales de agua dentro del tráiler refrigerado ni aparatos de aire acondicionado a la vista, dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood.

Las temperaturas en San Antonio subieron este lunes hasta los 101 grados Fahrenheit (38,3 grados centígrados), aunque el calor en este tipo de camión con remolque abarrotado de seres humanos probablemente era mucho más alto, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

"Los migrantes en busca de asilo deberían recibir la consideración en todo momento de crisis humanitaria, pero esta noche estamos enfrentando una horrible tragedia humana", tuiteó el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg.

El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, que busca su reelección por segunda vez, culpó de la tragedia al presidente estadounidense, Joe Biden, a través de un tuit publicado el lunes por la noche: "Estas muertes están sobre Biden. Son el resultado de sus políticas mortíferas de fronteras abiertas".

En julio de 2017, 10 migrantes murieron en un camión abarrotado que transportaba a 39 personas en San Antonio.

Fuente Xinhua

Ver comentarios