Al menos 51 personas muertas y 24 heridas dejó hoy martes un incendio en el interior de una cárcel de la localidad colombiana de Tuluá (suroeste), donde los reclusos al parecer iniciaron el fuego tras quemar sus colchonetas y generar un motín, informaron las autoridades locales.

El director del estatal Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), general Tito Castellanos, comentó que una vez que se presentó el incendio en la madrugada de este martes al interior del centro penal, donde estaban 180 reclusos, se puso en marcha un protocolo para salvar la vida de los internos.

De acuerdo con el director del Inpec, en un inicio se presentó un motín y posteriormente los internos prendieron unas colchonetas, lo cual ocasionó un gran incendio al interior del centro penal, que es de mediana seguridad.

"No contaba con sistema antincendios, lo que manejamos nosotros inicialmente son unos extintores portátiles que están a cargo de la guardia y que fueron utilizados inicialmente", indicó.

El general de la Policía precisó que 24 personas resultaron heridas, entre ellas dos guardias, quienes fueron trasladados por los bomberos de Tuluá a centros asistenciales de esa localidad.

Las autoridades sanitarias precisaron que nueve de los heridos se encuentra en unidades de cuidado intensivo por la gravedad de sus heridas, especialmente por quemaduras en su cuerpo e inhalación de gases.

Un total de 49 reclusos murieron en el centro penitenciario y dos en los centros asistenciales

"Algunos guardias quedaron heridos al tratar de ayudar a los internos, son 180 que estaban en este pabellón, no midieron las consecuencias al quemar las colchonetas y se presentó un efecto cascada y ahí la guardia interviene tratando de sacar al mayor número posible de personas", agregó el general Castellanos.

El director del Inpec aseguró que no se fugaron presos durante el motín, que se presentó tras el enfrentamiento entre algunos reclusos.

Las autoridades no descartaron que el hecho se generó en un intento de fuga por parte de los reclusos.

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, lamentó los hechos ocurridos en la cárcel de Tuluá y expresó su solidaridad con las familias de las personas fallecidas.

"Lamentamos los hechos ocurridos en la cárcel de Tuluá, (departamento de) Valle del Cauca. Estoy en contacto con el director del Inpec, general Tito Castellanos, y he dado instrucciones para adelantar investigaciones que permitan esclarecer esta terrible situación. Mi solidaridad con las familias de las víctimas", afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente electo, Gustavo Petro, lamentó lo ocurrido en la cárcel de Tuluá y envió sus condolencias a las familias de los presos fallecidos.

Fuente Xinhua

Ver comentarios