Un niño de siete años murió al ser atacado por perros de raza pitbull en su casa en la colonia El Naranjo, en el municipio de Chalco,  México.

 Eliazar Sánchez fue identificado por su padre Benjamín Sánchez de 28 años. Él y su esposa salieron a hacer compras y dejaron al nene en casa durmiendo. Los dos perros estaban sueltos.

Al regresar la pareja se encontró con el nene tirado en el piso inconsciente y con manchas de sangre en el cuerpo, al igual que los dos perros.

Cuando llegó la ambulancia Eliazar ya no presentaba signos vitales.

No se sabe si el nene se lavantó y fue a buscar a los perros, o si  estos entraron al cuarto. Tampoco se sabe que fue lo qué pasó para que los perros lo ataquen ya que convivían con el niño.