Cinco estaciones del metro de Kiev tuvieron que ser cerradas por más de una hora debido a una amenaza múltiple de ataque con bombas. La ciudad albergará el sábado a la tarde la final de la Champions League que se disputarán Real Madrid y Liverpool en el Estadio Olímpico. 

Las estaciones Dnipro, Hydropark, Livoberezhna, Arsenalna y Heroiv Dnipra de la línea Svyatoshinsky-Brovarskaya de vieron afectadas y tuvieron que ser evacuadas poco antes del mediodía.

"Se recibieron llamadas anónimas por la colocación de bombas. Las estaciones están cerradas a los pasajeros y se están llevando a cabo comprobaciones", explicó el Metro de la capital ucraniana a través de su página de Facebook.

La Policía halló en dichas estaciones "objetos extraños de origen desconocido" y fueron examinados por expertos en explosivos. Los resultados fueron negativos. La circulación de trenes se restableció una hora después y las estaciones funcionan con normalidad.