México sufrió un potente sismo de 7,1 grados que provocó gran cantidad de víctimas fatales, derrumbó edificios y provocó la interrupción en los principales servicios públicos en ciudades de la región central del país, informaron autoridades y medios locales.

El temblor registrado a las 13.14 hora local (15.14 hora argentina), con epicentro 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, en el central estado de Morelos, y a una profundidad de 57 kilómetros, derrumbó edificios y otras estructuras en varias zonas de la capital mexicana, y causó cortes en el servicio eléctrico, fugas de gas e interrumpió el servicio de telefonía y el del subte.

El temblor generó numerosas escenas de pánico y ocurrió dos horas después de que la población saliera a las calles de todo el país en un simulacro conmemorativo del terremoto de 1985, el peor en la historia del país, que fue de 8.1 grados de magnitud y dejó miles de muertos. 

El presidente Enrique Peña Nieto, quien viajaba a Oaxaca al momento del sismo, convocó al Comité Nacional de Emergencia para evaluar los daños provocados y anunció en su cuenta de Twitter que sobrevolará las zonas afectadas. 

Tras percibir el movimiento, ciudadanos que habitan y trabajan en edificios altos captaron imágenes d. derrumbes de varios inmuebles en zonas como las colonias Condesa y Roma, reportó la agencia Efe.

Las actividades escolares fueron suspendidas, al igual que la sesión bursátil de la Ciudad de México, para salvaguardar la seguridad del personal y las instalaciones. En tanto, muchos ciudadanos salieron de inmediato a asistir y brindar ayuda en los derrumbes.

Peña Nieto, también, pidió “evitar circular por calles y avenidas”. "He ordenado evacuar los hospitales con daños y trasladar a sus pacientes a otras unidades médicas”, tuiteó esta tarde el mandatario, y agregó: “También he indicado que los servicios de emergencia del IMSS e ISSSTE estén abiertos a toda la población”. 

Además, Peña Nieto indicó que los servicios de emergencia del Instituto Mexicano de Seguridad Social y e. Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado “estén abiertos a toda la población”. Mientras se dirigía a la Ciudad de México a bordo del avión presidencial, Peña Nieto también manifestó su pesar por los primeros reportes que indicaron el colapso de algunas construcciones en barrios como Condesa, Roma y Del Valle, informó el diario local Excelsior.

"Importante evitar circular por calles y avenidas para permitir el paso a los vehículos de emergencia”, tuiteó el mandatario. “Antes de regresar a su vivienda o edificio, revisen si presentan daños, desconecten la luz y cierren el gas”, agregó.