Miembros del  Estado Islámico (EI) ejecutaron este martes a un soldado sirio con explosivos en la cabeza y tirándolo desde lo alto de un edificio, según el canal de Telegram Directorate 4, encargado de supervisar las actividades terroristas en  Siria.

El hombre colgado con los explosivos.

El hecho ocurrió en el campo de entrenamiento de yihadistas en Yarmuk, al sur de Damasco. Esta ejecución de militares fue una imitación del bombardeo de posiciones del EI llevado a cabo por la aviación de Rusia y de Siria. Por el momento no hay información sobre cómo el soldado cayó en manos del grupo radical.

Imagen de la explosión.

Se informó que desde mayo de 2016 el EI asesinó a cerca de 280 personas en la ciudad siria de Palmira. Sus miembros grababan las ejecuciones para más tarde subir las imágenes a Internet.