Autoridades policiales de Fredericton, Canadá, notificaron que al menos cuatro personas murieron en un tiroteo en una zona residencial. Dos de ellas son agentes de las fuerzas.

En tanto, se confirmó que tienen un sospechoso en custodia y pidieron a los ciudadanos que eviten la zona y encerrarse en sus casas cerrando puertas y ventanas. La policía también instó a no difundir información susceptible que revele la localización exacta del tiroteo. 

Bomberos y policías trabajaron en el lugar. 

Una residente del barrio de Brookside, en el centro de la ciudad de unos 60.000 habitantes, declaró que oyó los primeros disparos alrededor de las 8 de la mañana.

Se trata de uno de los peores incidentes de este tipo en Canadá, ya que tienen leyes estrictas sobre la tenencia de armas.

El anterior suceso ocurrió en la noche del 22 de julio, cuando un hombre abrió fuego en una calle de Toronto provocando la muerte de una joven de 18 años y de una niña de 10. Además hirió a otras 13 personas.