Los efectivos policiales examinaron la plata en busca de huellas dactilares, con el fin de encontrar respuestas. Los uniformados interrogaron a empleados del correo y bancos del lugar, pero no lograban explicar la aparición, desde hace años, de los fajos de billetes que yacían en las calles de un pequeño poblado inglés.

Dos personas con una "conexión emocional" con la antigua localidad minera de Blackhall Colliery, en el noreste de Inglaterra, se presentaron para explicar que están detrás de esta particular donación en efectivo, con la que buscaban ayudar a los más pobres y desfavorecidos, revelaron medios locales.

Durante varios años fueron apareciendo en las calles del pueblo fajos de 2.000 libras (157 mil pesos argentinos) en billetes de 20. Tras recibir unas "ganancias inesperadas", explicó la policía, el matrimonio, cuya identidad no se difundió, comenzó a dejar el dinero en 2014. A menudo se quedaban cerca del lugar para asegurarse de que alguien lo recogiera, precisó.

No está claro cuánto dinero dejaron a lo largo del tiempo. Según las autoridades, los habitantes de la localidad devolvieron 13 fajos, o sea 26.000 libras, en los últimos seis años afirmando haberlos encontrado. Después de que durante un tiempo nadie reclamase el dinero, la policía lo devolvía a quien lo había hallado.

"Estoy muy contento de que tengamos una respuesta a este misterio y me alegro de que ahora podamos descartar definitivamente que el dinero esté vinculado a cualquier crimen o a una persona vulnerable", dijo el detective John Forster.

Ver más productos

Santo Tomás de Aquino, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a santo Tomas de Aquino

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos