El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó el viernes su profunda tristeza tras el mortal tiroteo ocurrido en una escuela secundaria en Texas, calificándolo de “absolutamente horrible”.

"Esto ha estado ocurriendo durante demasiado tiempo en nuestro país”, dijo, asegurando que su administración estaba decidida a hacer “todo lo que esté a su alcance” para proteger a los estudiantes y garantizar que “aquellos que representan una amenaza para ellos y para otros” no puedan portar armas. “Día muy triste, muy, muy triste”, dijo. 

Banderas a media asta

Al mismo tiempo, Trump ordenó este viernes que en la Casa Blanca y en todos los edificios oficiales del país las banderas estadounidenses ondeen a media asta en honor a las víctimas del tiroteo registrado a esta mañana en una escuela secundaria en Santa Fe, en el estado de Texas.

"Como muestra de respeto solemne hacia las víctimas del terrible acto de violencia perpetrado hoy, (...) ordeno que la bandera de Estados Unidos ondee a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios y jardines públicos, los puestos militares y estaciones navales”, dijo Trump en un comunicado, en el que precisó que las banderas rendirán luto hasta el próximo 22 de mayo.

También lo harán en todas las embajadas, consulados y edificios oficiales de Estados Unidos en el exterior durante el mismo periodo de tiempo, informó la agencia EFE.

El tiroteo registrado hoy en la escuela de Santa Fe se saldó con por lo menos 10 víctimas mortales y 10 heridos de diversa consideración, según explicó en una rueda de prensa el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott.

El presunto autor de la masacre, Dimitrios Pagourtzis, un estudiante de 17 años, asaltó su escuela con dos armas, un rifle y una pistola, para perpetrar el peor tiroteo sucedido en el país después del ocurrido el pasado 14 de febrero en un colegio de Parkland (Florida, Estados Unidos), en el que fallecieron 17 personas.

Poco después de conocer las primeras noticias sobre la masacre, Trump lo calificó de “terrible” y lamentó que este tipo de sucesos “han estado ocurriendo por demasiado tiempo” en el país estadounidense.

Fuente: AFP / Télam