RED SOCIAL. Trump utiliza Twitter desde 2012. (Captura)

El cofundador y CEO de Twitter, Jack Dorsey, aseguró este miércoles que no dudaría en cerrar la cuenta del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, si el mandatario incumpliera las políticas de uso de la red social, aunque admitió que la empresa presta especial atención al valor periodístico de las publicaciones. 

"Las mismas reglas valen para todas las cuentas", dijo el empresario tecnológico de 40 años, en declaraciones a la agencia de noticias DPA durante la feria digital Dmexco, que se celebra en la ciudad alemana de Colonia. 

Sin embargo, reconoció que "cuando se trata de tuits de valor noticioso, ponemos en cuestión las condiciones de uso, en cooperación con periodistas".

Trump es un usuario muy activo en Twitter y sus mensajes, que comienza a publicar desde la mañana temprano, suelen generar repudio y en ocasiones hace anuncios o expresa opiniones que más tarde son matizados por la oficina de prensa de la Casa Blanca o alguno de los secretarios del gobierno. Para Dorsey, que Trump sea un usuario muy activo no representa un problema, sino todo lo contrario.

"Damos la bienvenida a todos los políticos de alto rango que utilizan nuestro servicio porque ello permite que el mundo los juzgue", manifestó el empresario, que consideró que el caso del mandatario estadounidense no es muy diferente del de otros líderes mundiales.

"Creo que es importante que escuchemos mensajes directos de los políticos de alto rango. Trump no ha cambiado su uso de Twitter desde que entró en 2012", recordó Dorsey, quien creó la red social de microblogging hace hace 11 años.

Fuente: Télam