Un gato se subió encima de un tren en la estación de Euston, en Londres (Reino Unido), y permaneció allí sentado unas horas, informaron medios locales. El peligro no era sólo que la formación no podía moverse por temor a provocar un accidente con el felino, sino que el felino además estaba muy cerca de los cables de 25000 voltios.

Media hora antes de que el tren partiera hacia Mánchester, el gatito fue visto en el techo del tren, parado sobre la cabina del conductor, de donde se demoró 120 minutos para bajar, por lo que el servicio debió ser retasado.

"Muy a menudo tenemos que lidiar con pájaros dentro de la estación, ¡pero en todo el tiempo que llevo trabajando acá este es el primer gato que navega en tren!", explicó Joe Hendry, gerente de la red ferroviaria para la estación de Euston. "Afortunadamente, la curiosidad no mató a este gato y nos alegra que haya evitado consumir una de sus nueve vidas", concluyó.

La formación donde se sentó la traviesa mascota suele desplazarse a una velocidad de 201 kilómetros por hora.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos