El pasado sábado 15 de enero, una familia estadounidense quedó expuesta a un incendio en su propia casa. Si nadie se daba cuenta de la situación, la familia podría haber tenido un trágico final ya que el fuego arruinó su vivienda por completo en Texas.

Pero gracias al pequeño Brandon Dahl, de tan solo 2 años, la familia hoy está a salvo y pudo contar la historia. El pequeño ingresó al dormitorio de sus padres Nathan y Kayla Dahl dándoles señal de lo que pasaba en la casa. Lo cierto es que los padres de familia perdieron el olfato por covid y, al estar dormidos, no sintieron el olor a humo para nada.

 En diálogo con Good Morning América, la madre dijo: “Me dio golpecitos en los pies en la cama y estaba tosiendo y diciendo: ‘Mamá, caliente. Mamá, caliente". Luego agregó: “Me di la vuelta. Miré y todo lo que vi fueron llamas en la entrada”.

El pequeño de 2 años fue quien avisó del incendio en la casa
El pequeño de 2 años fue quien avisó del incendio en la casa

La mamá de Brandon afirmó que tanto ella como su marido estaban en reposo por Covid. Al contraer la enfermedad que el mundo atraviesa hoy en día, perdieron el gusto y el olfato. Por esa razón, Kayla afirmó que fue gracias al pequeño de la familia que lograron salvarse y salir a tiempo del incendio.

Además, los Dahl están conformados por Kayla, Nathan y sus cinco hijos que tuvieron una preparación ante un caso como este ya que su padre los entrenaba. Nathan es bombero voluntario hace seis años.

La familia completa
La familia completa

Tristemente “todo desapareció. Perdimos mi auto. Todo dentro de la casa”, afirmó Kayla. “Brandon nos salvó. Estaba envuelto en los brazos de Dios para ayudar a protegerlo y asegurarse de que toda nuestra familia pudiera salir.

Aunque perdieron absolutamente todo lo material, por suerte los Dahl no sufrieron ningún tipo de lesión ni daño perjudicial en la salud. 

Todavía no se sabe el motivo del incendio pero, los papás del pequeño héroe, piensan que el calentador de gas de la sala de estar pudo haber provocado la desgracia

Así quedó la casa de la familia Dahl
Así quedó la casa de la familia Dahl

La Administración de Incendios de los Estados Unidos recomienda a los padres de niños pequeños que les enseñen a escapar de una situación como un incendio. Es decir, que al escuchar un sonido de alarma de humo no entren en pánico y tengan un lugar a donde ir para resguardarse.